La importancia de un buen aislamiento térmico - Habitat Malgrat inmobiliariaHabitat Malgrat inmobiliaria

Noticias

Últimas novedades

La importancia de un buen aislamiento térmico

aislamiento térmico

Septiembre ha llegado y junto a él se acercan las épocas del año más frías, el otoño y el invierno. Hoy os hablaremos de la importancia que tiene un buen aislamiento para hacer frente a cualquier tipo de temperatura.

 

Pero, ¿Qué es y para qué sirve un aislamiento? La verdadera función es ayudar a establecer la temperatura deseada en nuestra vivienda haciendo que, no haga demasiado frío en invierno ni demasiado calor en verano. Además, otra ventaja que tiene el aislamiento térmico es que también funciona como aislamiento acústico.

 

En el caso de que se quiera llevar a cabo un aislamiento, es importante tener en consideración cuáles son los elementos térmicos más adecuados para mejorar el aprovechamiento de energía y por otro lado, el tamaño que tiene nuestra vivienda. Uno de los puntos fuertes que proporciona el aislamiento es una considerable reducción en la factura de la electricidad. Puede ser, que en un principio la inversión que se debe hacer para preparar una casa, pueda parecer cara pero con el tiempo, esta se verá recuperada y tendrá una cierta eficiencia en relación al consumo energético, se puede llegar a ahorrar hasta un 70 % en la factura.

 

Algunos estudios confirman que nuestro país es uno de los que más demanda energética tiene, esto podría disminuir si hubiera un buen aislamiento térmico en las casas. Actualmente, el 99% de las viviendas tienen pérdidas innecesarias porque no están bien aisladas.

 

El aislamiento se puede instalar en cualquier parte que se desee pero es recomendable que se posicione en las paredes y en el techo, ya que son las partes donde hay más pérdida de calor, siendo el suelo la parte que menos pérdidas ocasiona.

 

Como bien se ha mencionado anteriormente, son muchas las ventajas que ofrece un buen aislamiento térmico, desde una reducción de la factura energética hasta una disminución de gases de efecto invernadero. Tanto si te acabas de comprar una casa nueva como si ya tienes una, es uno de los aspectos que se deberían considerar de cara al futuro.